La gestión

Conoce las principales experiencias 

Los centros comerciales urbanos españoles realizan fundamentalmente acciones de comunicación y marketing, de animación y promoción de las zonas comerciales, prestan servicios a empresas y a consumidores y realizan actividades de dinamización turística y cultural. 

Gestión innovadora de un centro comercial urbano 

La fórmula del Centro Comercial Urbano es valiosa para que el comercio urbano mejore su capacidad de competir y ha demostrado ser un modelo valido para la dinamización y promoción de esas zonas, en las que, en paralelo, se han desarrollado proyectos de recualificación del espacio urbano. 

Presente y futuro de los centros comerciales urbanos en España 

España cuenta con unas 200 iniciativas que responden al modelo de Centro Comercial Urbano o Centro Comercial Abierto, de las que unos 80 proyectos presentarían cierto grado de consolidación. Prácticamente la totalidad de estas iniciativas se desarrollan en el centro de la cuidad y nacen desde organizaciones del comercio minorista. 

En el año 2010, la Cámara de España participó en la puesta en marcha del Programa de Dinamización Comercial Urbana y la creación de Gerencias de Centros Urbanos Comerciales con el objetivo de poner en valor el conjunto de iniciativas y experiencias desarrolladas en España en torno a la gestión de los centros comerciales urbanos y promover el desarrollo y la consolidación de estas figuras en el marco español.

Hacia el modelo de los Business Improvement Districts.

En la actualidad existe un amplio consenso entre los agentes del sector en que es necesario avanzar en el desarrollo de un nuevo modelo  de gestión de los centros comerciales urbanos que garantice la suficiencia financiera y defina un nuevo marco de relación entre las comunidades de negocios y las Administraciones Públicas. 

La apuesta por impulsar la implantación en España de los Business Improvement Districts representa una oportunidad para contribuir a definir un marco de actuación para el comercio más abierto, más eficiente, menos dependiente del sector público y con mayor involucración del empresariado en el ámbito de la gestión.